¿Cargos de DWI en Houston? Todo lo que Ud. Necesita Saber

En 2014, 1.1 millones de personas fueron arrestadas por conducir ebrias en todo el país. Los números se han mantenido bastante estables con el pasar de los años, hasta el 2018.

No sabemos los números para 2019 aún, pero los arrestos siguen ocurriendo cada día. Si usted es una de las personas enfrentando cargos de DWI en Texas, entonces tendrá que enfrentar una batalla legal.

¿Quiere más información respecto al proceso? Siga leyendo.

¿Cuál es la Diferencia Entre un DWI y un DUI?

Tal vez se pregunte cuál es la diferencia en la letra del medio. Depende del estado en el que usted resida. En algunos estados son el mismo cargo, sólo con un diferente vocabulario.

Pero en otros estados, un DWI es un poco más severo que un DUI, aunque no por mucho. DUI significa “conducir bajo la influencia [de sustancias]”, mientras que DWI significa “conducir intoxicado” o “conducir con capacidades disminuidas”.

Para hacer aún más confusas las cosas, también existe el OUI, que significa “operar bajo la influencia [de sustancias]”. Esto aplica cuando se conducen vehículos como ser embarcaciones o todoterrenos.

Sin importar el vocabulario, ambos cargos significan que el conductor se puso a sí mismo y a otros en peligro. En un riesgo innecesario, existiendo hoy varias opciones disponibles para ser llevado a casa en forma segura.

DUI vs DWIs en Texas

En Texas, un DWI es el cargo que probablemente le levantarán por conducir bajo la influencia de sustancias. Está regulado por el Código Penal, Sección 49, y corresponde a alguien que conduce un vehículo motorizado en un “lugar público”.

Su nivel de alcohol en sangre debe ser de .08 o más alto, aunque el oficial puede elegir usar pruebas de sobriedad en lugar de darle un medidor alcoholímetro.

Los DUIs, por su parte, son diferentes. Es más probable que le levanten cargos por DUI si usted es un menor de edad. Es como un cargo de posesión de sustancias ilegales para un menor, combinado con u DWI.

Dado que los menores de edad no pueden tomar legalmente, pueden ser acusados de cargos de DUI incluso si su nivel de alcohol en sangre está por debajo del límite legal de .08. También se puede recibir un cargo de DUI si el menor de edad está bajo la influencia de otra sustancia, como ser marihuana.

Un DUI en Texas es un delito menor Clase C, que es “menos grave” que un DWI, que está clasificado como Clase B. Si el nivel de alcohol en sangre de la persona es muy alto, entonces puede elevarse a un delito menor Clase A.

Si alguien se ve dañado a causa de alguien que conduce ebrio, el cargo se convierte en un delito en el tercer grado.

Todos los grados de DUI pueden resultar en pena de cárcel y multas que ascienden a miles de dólares.

Ser Detenido por un DWI: ¿Qué Sucede?

Si usted es detenido por un oficial de policía, hay varias razones por las que pueden alegar que sospechan que usted estuvo tomando. Incluso si usted fue detenido debido a algo que no está relacionado, como ser una luz trasera rota.

Cuando se acercan a su vehículo, analizarán sus ojos y si se ven desenfocados o vidriosos; eso les da suficiente evidencia como para evaluar si usted estuvo tomando.

Rechazar someterse a un alcoholímetro no es una buena idea, ya sea que usted esté bajo la influencia de alguna sustancia o no. Si usted está sobrio, no tendrá nada que ocultar, y si usted está bajo la influencia de alguna sustancia, sólo estará retrasando la prueba de alcohol en sangre por algunas horas al rechazar que le hagan una en el momento.

Si el aparato mide .08, entonces usted está legalmente ebrio y puede ser acusado de DUI. Si el número es más bajo, pero más alto que .02, entonces pueden acusarlo de DWI.

Esto es incluso si usted estaba conduciendo de manera segura, por lo menos en su opinión.

Cargos de DWI para la Primera Ofensa

Si a usted lo detienen, le dan la prueba, y resulta positiva para alcohol por sobre .08 (0.2 o más en menores), usted será acusado de DWI.

Tal vez tenga que pasar la noche detenido hasta que sea procesado y liberado bajo fianza. Mientras su nivel de alcohol en sangre hubiera sido inferior a .15, su fianza tendrá un máximo de $2,000.

Incluso si es su primera ofensa, es posible que deba pasar tiempo en la cárcel, que puede ir de tres días a 180 días.

Perderá también su licencia durante por lo menos 90 días y hasta un año.

Cuanto más alto sea su nivel de alcohol en sangre en el momento de su arresto, más duro será el castigo.

Sin importar su nivel de alcohol en sangre, se recomienda que busque un abogado para que lo ayude durante este proceso. Un abogado no puede hacer que lo que usted hizo se desvanezca, pero puede lograr circunstancias más benignas.

Segundo Hecho de DWI

Si es la segunda vez que usted es arrestado por conducir intoxicado, pagará más y pasará más tiempo en la cárcel.

El segundo cargo se considera un delito menor Clase A, y podría pagar hasta $4,000 en multas. El tiempo que podría pasar en la cárcel sería de 30 días a dos años, dependiendo de la gravedad de su caso.

También perderá su licencia por hasta uno o dos años.

Tercer Hecho de DWI

Si llega a un tercer hecho, pasará un mínimo de dos años en la cárcel y deberá pagar una multa de hasta $10,000. El gobierno considera esta reincidencia como un hecho serio y usted perderá su licencia por hasta dos años.

No sólo irá a la cárcel en este caso, sino que irá a prisión. La pena de cárcel no es tan dura, y normalmente dura menos de un año, en instalaciones gestionadas por el condado. Las prisiones, por el otro lado, son gestionadas por el estado.

Su tercera ofensa será considerada un crimen, lo que significa que no podrá comprar un arma ni votar en el futuro.

Conseguir un Abogado Que Pueda Ayudarlo

Su abogado no puede viajar en el tiempo y evitar que conduzca intoxicado, pero puede ayudarlo a obtener una sentencia menor. Por ejemplo, si es su primera ofensa de DWI, puede solicitar la “no divulgación”, que oculta sus antecedentes.

Pero a cambio deberá comprar e instalar una traba de ignición en su vehículo por seis meses. Su abogado sabrá más respecto a cómo acceder a este programa.

Los abogados también pueden conseguir multas más reducidas y disminuir el tiempo que pase en la cárcel, y es por esto que vale la pena tener a un experto a su lado.

¿Listo para obtener asesoramiento con sus cargos por DWI? Presione aquí.